La caída de los costos de construcción busca reanimar el mercado inmobiliario.

El precio del metro cuadrado es el más bajo desde 2015, según el Grupo Construya. Pero, sin demanda de los consumidores finales locales por la situación financiera de Argentina. Los desarrolladores de real estate están buscando socios afuera, que serán los más beneficiados con la inversión.

El costo de la construcción es un 30% menor que 12 meses atrás y creen que solo el año próximo podría empezar a verse una mejoría.

«Esto ofrece una excelente oportunidad para quienes quieren obtener una alta renta dólares en una inversión segura», indicó Pedro Barandi, presidente de la entidad.

«Es cierto que está en los valores más bajos desde 2015. Menos de u$s 800 por metro cuadrado. Es un costo competitivo bastante atractivo para los inversores, pero la economía en general está bastante retraída y la demanda de metros cuadrados por parte de los asalariados también», explicó Daniel Cohen Imach, fundador de Step Developments.

La demanda actual llega por el lado de los inversores, que ven que pueden tener una rentabilidad más alta y estos serán los que más se beneficiarán.

En busca de tierra

El precio de la tierra se mantiene elevado en la mayoría de las plazas premiun, porque es, cada vez, más escasa. «Tener el terreno siempre ayuda. Por eso, lo mejor que puede hacer un desarrollador con espalda es comprar. Pero que se estén comprando más lotes no significa que se vaya a reactivar ahora», aporta Gabriel Torraca, director de GRID. El empresario dice que lo que sí quedó barato en dólares es el costo de la mano de obra.

Fuente: www.cronista.com

A %d blogueros les gusta esto: